Consejos, como poder Reducir el gasto energético en nuestro hogar:

Las últimas subidas de las tarifas de luz, de gas y los combustibles, hacen necesario conocer unas normas básicas para reducir el gasto energético, en nuestros hogares.

Si queremos ahorrar sin pasar frío, lo primero que necesitamos es disponer de un buen aislamiento de nuestro hogar que minimice las pérdidas de calor de nuestra vivienda, un termostato programador para controlar el gasto energético y poner en marcha una serie de consejos que os resumimos a continuación.

La temperatura a la que programamos la calefacción condiciona el consumo de energía y repercute directamente en el gasto.

Debe saber que por cada grado que aumentamos la temperatura en nuestro hogar, el consumo de energía se incrementa en un 8% en nuestra factura.

 

La temperatura idónea de su hogar para ahorrar en la factura:

Durante el día, la temperatura optima se sitúa de 19 a 21ºC.

Por la noche, basta con tener una temperatura de 15ºC a 17ºC en los dormitorios para sentirnos bien.

Si se ausenta de su domicilio durante varias horas, reduzca la posición del termostato a 15ºC (la posición economía de algunos modelos corresponde a esta temperatura, lo notara en su factura).

Calefacción, Consejos Prácticos

Cierre las persianas y cortinas por la noche,  para evitará importantes pérdidas de calor en el hogar.

Programe apagare la calefacción por la noche y por la mañana no la encienda hasta después de haber ventilado la casa y haber cerrado de nuevo las ventanas.

Ventilar las habitaciones de su hogar

Para ventilar completamente una habitación es suficiente con abrir las ventanas alrededor de 10 minutos diarios, no se necesita más tiempo para renovar el aire y evitará el enfriamiento innecesario de toda la vivienda

Colocar válvulas y termostatos 

Las válvulas termostáticas en radiadores y los termostatos programadores, son soluciones para controlar la temperatura de los radiadores y la estancia, su precio es barato y son fáciles de instalar.

Se amortizan muy rápidamente, debido al importante ahorro de energía que producen, ya que reducen el consumo de energía entre un 8% y 14%.

Purgar los Radiadores de casa

El aire contenido en el interior de nuestros radiadores dificulta la transmisión de calor desde el agua caliente al exterior del radiador y esto genera perdidas en nuestra factura.

Es conveniente purgar este aire al menos una vez al año, al inicio de la temporada de calefacción. En el momento que deje de salir aire y comience a salir sólo agua, habrá terminado la purga y todo volverá a funcionar con normalidad.

Mantener despejados los radiadores de objetos o prendas

No cubra ni coloque ningún objeto al lado de los radiadores. Esto dificulta la adecuada difusión del aire caliente y con esto perdida de dinero.

¿Qué consume más energía, calentar una casa totalmente fría, o mantenerla caliente durante horas?

Es común preguntarse sobre si es más barato encender la calefacción a una temperatura moderada desde primeras horas de la mañana, o mantenerla apagada hasta nuestra llegada al hogar.

Cualquier sistema de calefacción actual, ya sea de gas, gasóleo o eléctrico, gasta mucha más energía en mantener constante una temperatura agradable durante horas que en recuperar esa misma temperatura desde una temperatura más baja (calefacción apagada).

Mantenimiento de instalaciones y Revisión de Calderas de nuestro hogar por profesionales

No espere a que se estrope el equipo y deje de funcionar por completo. Debe saber que un mantenimiento adecuado y las revisiones de su caldera individual, le ahorrarán hasta un 14% en su factura del mes. Además, evitará, costosas e inesperadas averías que puedan surgir.